Andiamo in Uruguay Giovani

(Vamos a Uruguay Jóvenes)

Voluntarios de la Esperanza AUG

( Andiamo in Uruguay Giovani – Vayamos a Uruguay Jóvenes)

                        Estatutos                las fotos

Melo 15/09/07

Virgen de los Dolores

 Beata Maria Vergine Addolorata (La Pietá)

ESTATUTOS DE LA ASOCIACIÓN VOLUNTARIOS DE LA ESPERANZA AUG

TITULO I

NATURALEZA Y DOMICILIO DE LA ASOCIACIÓN

Artículo 1º - Naturaleza

La Asociación Voluntarios de la Esperanza AUG es una asociación privada de fieles constituida en la Diócesis de Melo (Uruguay), al amparo de lo establecido en el Código de Derecho Canónico.

Por tanto, la Asociación se regirá por los presentes Estatutos y por las disposiciones del derecho canónico vigente que le sean aplicables.

Artículo 2º – Domicilio Social

La Asociación Voluntarios de la Esperanza AUG tiene su domicilio social en la carretera Centurión Km. 7.500 paraje denominado “Chacra de Melo” sitio denominado Ain-Karim, en la jurisdicción de la Parroquia San José Obrero, parroquia a la que pertenece.

TÍTULO II

FINALIDADES

Artículo 3º - Las finalidades que se propone la Asociación son las siguientes:

- Los voluntarios de la Esperanza - AUG son una comunidad inspirada en la Visita de María a S. Isabel que lleva en el vientre a Jesús Esperanza del hombre y que por Isabel es reconocido y adorado; este Andar de María hace de ella la primera misionera del anuncio evangélico.

Los voluntarios de la Esperanza - AUG desean seguir el ejemplo del Andar de María, del Abrirse de Isabel al impensable don de Dios, del Amar a cualquiera que necesite de este don y entonces a todos los hombres, pobres sin Dios, y del servicio silencioso y humilde, pequeño e inmenso de María como en los tres meses que vivió en la casa de Isabel.

- La comunidad de los voluntarios de la Esperanza - AUG nace desde una experiencia de voluntariado vivido en los grupos AUG y por esto brota de este estilo de vida, de este espíritu de búsqueda de Jesús en los pobres y en los jóvenes y que trata de vivir en la perfección corrigiendo continuamente las propias faltas y Esperando en la ayuda de María Virgen y Madre de la Esperanza por la conversión de sus propios pecados.

- El Espíritu del AUG está en la base de este deseo de perfección de Amor que en estos últimos tiempos 2005-2006 se ha definido en los encuentros AUG como - Consagración a JESÚS.

-         Este es el Espíritu del AUG:

1. El AUG nace como un sueño en el cual se enlazan los jóvenes, los pobres y Jesús.

2. En este sueño la intuición profunda es mover a los jóvenes (andar), de manera que quieran abrir el corazón a los pobres (abrir) para amarlos como lo hace Jesús ( amar ).

3. El Sueño es grande, pero es necesario hacer grandes sueños y enseñar a los jóvenes que es posible realizarlos luchando; Soñar es esencial a la vida material y espiritual. Para realizar un sueño, para que no se quede en ilusión, es necesario Osar o sea tomar una decisión que puede aparecer a los ojos del mundo arriesgada. Don Bosco afirmaba que en las cosas que conciernen al bien de la juventud el estaba dispuesto a correr hasta la temeridad; también los voluntarios de la Esperanza - AUG, están dispuestos a la temeridad en las cosas que conciernen al bien de los jóvenes y de los pobres. Es necesario Esperar (Sperare) en el sentido cristiano del termino. Esperar es construir el sueño cada día, pedazo a pedazo sabiendo que caminamos de la mano con el Padre que está en los cielos.

Es el grito SOS que el AUG lanza a todos especialmente a los jóvenes y a los pobres.

 4. Entonces el carisma de los voluntarios de la Esperanza – AUG, el don que el Espíritu hace para servir al mundo de hoy es este: promover una red de grupos, en la cual los jóvenes puedan crecer en la conciencia de ser enviados por Cristo y por la Iglesia a servir a los pobres en sus necesidades materiales y espirituales.

Rasgos esenciales de este movimiento:

a) Está constituido por grupos, porque el hombre no puede crecer y madurar como persona y miembro de la Iglesia, si está aislado.

b) Son grupos con fuerte conciencia de la misión, porque abiertos a Jesús que envía: " Como el Padre me ha mandado a mí, también yo los mando a ustedes " (Jn. 20,21). La misión es Esperanza. “En la Esperanza somos salvados”.

El peligro es sentarse, no andar. La Asociación es un movimiento educativo misionero, que mira a los pobres, a los jóvenes, y para hacer esto necesita de la presencia de Jesús. Misionero = Andar, no quedarse.

La esperanza es andar. Como se dijo en el encuentro extraordinario AUG en Melo, para que la AUG pueda vivir, tiene que andar, no se puede quedar y tiene que cambiar, cambiar, cambiar su forma de ser. Cambiar todas las veces que necesite para vivir, mirando los signos de los tiempos con la mirada de Dios, y tomados de la mano por Maria que nos ha  sido donada como mamá por Jesús bajo la cruz.

Es normal que el cambio de miedo, pero es necesario y hace bien. Si deja tranquilos, significa que no sirve. El cambio tiene que costar, si no cuesta, significa solo buscar su propia comodidad.

c) Son grupos en comunión con los pastores y los demás fieles de la Iglesia, como miembros de un único cuerpo, el de Cristo (l Cr l2,27).

d) Son grupos con ardiente caridad hacia los pobres, porque cada uno de sus miembros asimila la Escritura: "Aunque repartiera todos mis bienes y diera mi cuerpo para quemarlo, pero no tuviera la Caridad, de nada me sirve (l Cr 13,3).

"El alma de toda la actividad misionera: el Amor, que es y queda el motivo de la misión, y además es el único criterio según hay que actuar o no actuar, cambiar o no cambiar.

... Cuando se actúa con Caridad o inspirados por la Caridad nada es despreciable, y todo es bueno." (Juan Pablo II, Redemptoris Missio n.60).

e)     En el espíritu AUG es esencial: adaptarse. Para anunciar eficazmente a Jesús, los voluntarios de la Esperanza AUG, especialmente los que viven en misión, sabrán adaptarse a las varias situaciones, personas, trabajos, “haciéndose todo a todos, para ganar a algunos” (S. Pablo). Adaptarse significa saber superar las dificultades del momento, también logísticas, no quedarse por una situación contingente o por diversidad de opiniones sino tener la capacidad de Seguir Adelante, mirando al futuro; es hablarse, Abrirse, relacionarse, y al final obedecer a quien está mas adelante en el camino; significa tener el corazón abierto a la alegría sabiendo que el sacrificio es momentáneo: “Los padecimientos de esta vida presente tengo por cierto que no son nada en comparación con la gloria futura que se ha de revelar en nosotros” ( Rm 8, 18 – 21). Adaptarse es entrar en la óptica del servicio, cuesta lo que se hace, pero se hace por servicio y por Amor: “Mi yugo es liviano, mi carga es ligera”; más que nada es Amar profundamente a Dios y al prójimo, ofreciendo a El lo poco que se hace que en aquel momento es todo.

f)       Es esencial acoger. Los Voluntarios de la Esperanza – AUG viven la acogida hacia el otro sabiendo que todo hombre es hecho a imagen y semejanza de Dios y por lo tanto digno de respecto. La acogida nace desde el corazón, no está hecha solo de palabras, sino de gestos, sonrisas, atenciones, es una actitud interior; es enfocar la atención sobre la manera de ser del otro, aunque cueste, hacer sentir al otro aceptado, querido tal como es, dejarlo entrar en su propia casa, en su propia jornada, en su propia vida por más que le cambie. Es renunciar un poco a sí mismo para hacer espacio al otro, ya sea un nuevo miembro del grupo, uno que vive por tres meses, por dos años, de forma permanente, una persona de paso, el que toca a la puerta.

g)      Es esencial agradecer. Los Voluntarios de la Esperanza AUG tendrán como natural consecuencia de la opción de hacer este camino de servicio a los pobres y a la Iglesia, en grupo como en misión, una actitud de agradecimiento hacia Dios Padre que nos ha creado y hacia los que los ayudan y los animan, sea por medio de donaciones, oraciones sea a través de críticas y calumnias. Esta capacidad de agradecer también en los momentos difíciles, indica la alegría que los misioneros tienen adentro y que brota del saber que somos hijos de Dios y por lo tanto llamados a ser felices.

TÍTULO III

MIEMBROS DE LA ASOCIACIÓN

Artículo 4º - Altas

Podrán ser miembros de la Asociación aquellas personas que reúnan las condiciones exigidas por el derecho común, acepten los Estatutos y el espíritu de la Asociación.

La Asociación consta de dos ramas: consagrados y miembros laicos.

Articulo 5.

Para vivir este carisma en la Iglesia, los Voluntarios de la Esperanza - AUG se configuran como una asociación privada de fieles, en conformidad con cuanto establecen los cc 299, 304 y 305 del CDC.

En esta asociación todos los miembros son iguales, partícipes del mismo sueño, de la misma misión y de la misma Esperanza. Pero cada uno elige, según sus propias posibilidades el aporte que puede ofrecer a los distintos proyectos de la asociación:

a) Misioneros en Italia en el tiempo libre en los grupos AUG

b) Misioneros in Italia en el tiempo libre para varias iniciativas

c) Misioneros temporales al exterior o en Italia (tres meses, dos años)

d) Misioneros residentes al exterior o en Italia (permanentes)

Artículo 6º - Derechos y obligaciones

Corresponde a todos los miembros los siguientes derechos y obligaciones:

.Participar en las Asambleas Generales; con voz y voto si posee la antigüedad necesaria.

.Aceptar las disposiciones de los Estatutos.

.Aceptar las decisiones válidas de la Asamblea General y de la Junta Directiva.

.Participar activamente en las actividades de la Asociación en orden a conseguir los fines estatutarios de la misma.

Articulo 7º

 La misión, para que los pobres sientan el Amor de Dios y de sus hermanos, exige una profunda vida cristiana en los miembros de los Voluntarios de la Esperanza - AUG. Todos tienen que ver en su manera de vivir uno estilo de vida caracterizado por la fraternidad, el compartir y la Caridad.

Articulo 8º

 La vida divina recibida en el bautismo debe, entonces empujar a los miembros de los Voluntarios de la Esperanza - AUG a vivir en comunión de vida con Cristo y a participar del Amor con el cual Jesús ama a todos los hombres.

Articulo 9º

 Los principales medios para aumentar la vida cristiana en los miembros de los Voluntarios de la Esperanza - AUG serán:

a) El trabajo en el tiempo libre a favor de los pobres entendido como tiempo que hay que librar para el trabajo hasta la posibilidad de librar todo su tiempo para dedicar la vida a los pobres y a la Iglesia.

b) La meditación de la Escritura, en la cual Dios manifiesta su misterio y su amor para con los hombres y nos da a conocer el camino y los pasos que cada uno de nosotros tiene que seguir.

c) La confesión sacramental para purificar el corazón del pecado y abrirlo a la misericordia de Dios y a la vida común con los hermanos en la Iglesia.

d) La participación a la Eucaristía, celebrada, recibida y adorada con Fe en la cual se unen a Cristo en su sacrificio para la salvación de la humanidad.

e) El esfuerzo para asimilar las virtudes de Cristo, especialmente las que hacen más creíble la misión entre los necesitados: humildad y sencillez, pobreza y gozo, fortaleza y espíritu de sacrificio, fraternidad y donación a los demás.

f) La devoción a María, Madre de Dios y Madre de la Esperanza.

g) El amor para la Iglesia que es el cuerpo de Cristo, para el Papa su Vicario en la tierra y por los demás pastores.

h) Los miembros de la asociación miran como protectores y ejemplos a imitar:

- la Virgen Maria bajo el titulo de Maria Virgen y Madre de la Esperanza y de Maria Auxiliadora;

- San José;

- San Francisco de Paola;

- San Martin de Porres;

- Santa Rosa de Lima;

- San Juan Bosco;

- Madre Giovanna que nos hizo conocer el Uruguay a través de sus hermanas que viven su carisma misionero en este País;

Articulo 10º

 Para progresar en la vida cristiana y profundizar el amor hacia los pobres será siempre de grande ayuda la entrevista seguida con el director espiritual.

Articulo 11.

Una característica de los Voluntarios de la Esperanza - AUG será la sincera fraternidad adentro de los grupos y de las comunidades misioneras y la activa cooperación entre los varios grupos. "Donde hay Caridad, Dios está allí. "

Articulo 12

Son derechos y obligaciones propios de los miembros de la Asociación:

.Elegir al Presidente de la Asociación.

.Mantener la comunión con el Párroco y con la Asociación, y entre ambos.

Los consagrados están obligados al rezo diario de láudes y vísperas y S. Rosario, a la lectura espiritual, y a la participación en la Eucaristía y en la adoración al Santísimo, siempre que sea posible ( en algunas zonas de misión faltan sacerdotes). Los miembros laicos están obligados al rezo diario de láudes y vísperas e invitados al rezo diario del S. Rosario.

Todos los miembros de la asociación para subrayar su misionariedad están obligados al rezo de los misterios gozosos del S. Rosario por lo menos una vez al mes yendo por las calles del lugar donde se encuentran.

.El Obispo diocesano será el único padre de la comunidad, a quién se le pide que les ofrezca el esplendor de la liturgia católica y la posibilidad de servir según su vocación, y no hacer otras cosas. El Obispo podrá delegar este ministerio en el fundador de la Asociación.

Su hogar es en la Casa Ain - Karim, donde tendrán una pequeña capilla para el culto y la oración. Podrán realizar las actividades pastorales de acuerdo al carisma de la asociación.

La asociación podrá abrir casas misioneras en otras diócesis con el consentimiento del obispo local.

Articulo 13

En las comunidades locales, responsable de la misma podrá ser también miembro laico no consagrado.

TITOLO 4ª

 Rasgos esencial de la Misión.

Articulo  14

En el servicio cristiano a los pobres los miembros de los Voluntarios de la Esperanza - AUG estarán atentos a librarse de ideologías políticas que instrumentalizan al hombre.

Articulo 15ª.

Los miembros Voluntarios de la Esperanza - AUG serán siempre concientes que, además de las necesidades materiales, los pobres necesitan de Jesús para descubrir su dignidad y realizar su destino eterno. Estarán atentos por esto a los ricos – pobres de Dios que por culpa de la distracción de los bienes terrenos a menudo están en peligro de perder los bienes eternos.

Articulo 16º

Antes de empezar un proyecto los misioneros Voluntarios de la Esperanza - AUG presentarán al Obispo del lugar el programa de la misión para recibir su aprobación.

Articulo 17.

Los misioneros no trabajarán nunca aislados, sino en grupo, para apoyarse mutuamente en las dificultades del trabajo. Entonces la metodología de las reuniones de grupo y de los encuentros de todos los grupos será de gran importancia para reflexionar juntos, decidir los proyectos y elaborar los programas.

Articulo 18

Se podrán abrir casas aún con un solo misionero, abrigando la Esperanza que el anuncio misionero llame a otras personas a vivir la experiencia misionera. Tales casas de toda forma permanecerán abiertas por un tiempo limitado a tres años; si no se podrá crear una comunidad estable, se recomenzará el camino por otros espacios de trabajo misionero.  

Articulo 19

Los misioneros Voluntarios de la Esperanza - AUG no discriminarán en sus proyectos a nadie por causa de raza, ideas o religión. Su criterio de acción será en cambio servir a quien más sufre o más se siente marginado.

"Ser misioneros es inclinarse, como el buen samaritano, sobre las necesidades de todos, especialmente de los más pobres y necesitados porque el que ama con el corazón de Cristo no busca su propio interés, sino solo la gloria del Padre y el bien del prójimo" (Benedicto XVI, Discurso por la Jornada Misionera Mundial 2006).

Condiciones para la admisión de miembros (cf. cc. 306; 307 § 1)

Articulo 20

 Todos los integrantes de los grupos AUG pueden sentirse parte de los Voluntarios de la Esperanza - AUG.

Articulo 21º.

Un mayor vínculo con la Asociación se crea en el momento en el cual, como María, se hacen los tres meses de misión y de servicio a los pobres donde viven las comunidades permanentes y lo piden explícitamente. Las personas que colaboran en varias formas y maneras apoyando las actividades misioneras de los Voluntarios de la Esperanza - AUG en los grupos “ Mamá Margarita” o en otras agrupaciones y cualquiera que decida emprender un camino de servicio a los pobres y a la Iglesia compartiendo las finalidades de la Asociación, pueden formar parte de la misma si lo piden explícitamente.

Articulo 22º.

Los grupos que trabajan en Patria estarán en continuo contacto con los misioneros temporales o permanentes para ofrecer su ayuda material y espiritual.

Artículo 23º - Bajas

Los miembros de la Asociación, tanto consagrados como laicos, causarán baja por decisión propia y también a tenor de lo establecido en las disposiciones del derecho canónico vigente, y por el incumplimiento reiterado e injustificado de sus obligaciones. En este caso, la Junta Directiva oirá previamente al miembro interesado.

TÍTULO V

GOBIERNO DE LA ASOCIACION

 Artículo 24º - Asamblea General

La asamblea General es el órgano de gobierno de la Asociación que está integrado por todos los miembros; aunque para tener voz y voto en la misma se requiere un mínimo de seis meses de antigüedad. Será presidida por el Presidente de la Asociación, que necesariamente será un miembro consagrado, elegido por estos en sesión especial mediante voto secreto.

Artículo 25º - Competencias

.Aprobar la memoria anual de las actividades de la Asociación, así como el plan de actuaciones del próximo año.

.Aprobar el estado de cuentas del ejercicio económico anual.

.Interpretar auténticamente las disposiciones de los estatutos de la Asociación.

.Aprobar las modificaciones de los Estatutos y acordar la extinción de la Asociación.

.Decidir sobre cualquier otra cuestión importante referente al gobierno de la Asociación.

Artículo 26º - Convocatoria

La Asamblea General Ordinaria se celebrará anualmente y será convocada por el Presidente, con al menos quince días de antelación, mediante convocatoria que el Secretario dirigirá a todos los miembros que tienen derecho a participar en la Asamblea, a su propio domicilio. En la convocatoria constará el día, hora, lugar de la reunión y orden del día de la misma.

Artículo 27º - Asamblea General Extraordinaria

La Asamblea General Extraordinaria se convocará cuando lo consideren conveniente para el bien de la Asociación, el Presidente o una quinta parte de los miembros de la Asociación con voz y voto, señalando el orden del día de la misma.

Artículo 28º - Junta Directiva

La Junta directiva es el órgano ejecutivo de la Asociación y está integrada por el Director Espiritual, Presidente, Secretario, Tesorero de la Asociación y 3 vocales.

Los tres miembros vocales que integran la Junta Directiva son elegidos por la Asamblea General, entre todos los miembros con voz y voto, por el período de tres años, pudiendo ser reelegidos por otro período consecutivo.

La elección se hará mediante voto secreto, como se dispone en los cc. 119 y 162-179 del Código de Derecho Canónico, requiriéndose la participación de al menos el 50 % de los hermanos con voz y voto.

Artículo 29º - Competencias

Las competencias de la Junta Directiva son especialmente las siguientes:

.Ejecutar los acuerdos válidos de las Asamblea Generales que no se encarguen a una comisión especial o persona.

.Preparar la memoria y el plan anuales de actividades de la Asociación.

.Aprobar el estado de cuentas del ejercicio económico anual y el presupuesto ordinario y extraordinario preparado por el Tesorero, antes de presentarlo a la Asamblea General.

.Preparar el orden del día de las Asambleas Generales.

Admitir a los nuevos miembros de la Asociación y decidir la baja de los miembros a tenor del artículo 21 de los Estatutos.

Artículo 30º - Reuniones

La Junta Directiva celebrará cuatro reuniones anuales; podrá reunirse, además, siempre que sea convocada por el Presidente o lo pida un tercio de los miembros de la misma.

La forma de convocar y celebrar las reuniones será establecida por la misma Junta Directiva.

Artículo 31º - Director Espiritual.

El Director Espiritual de la Asociación será un sacerdote confirmado por el Obispo diocesano. Este nombramiento será por tiempo indefinido.

Las Asambleas Generales y las reuniones de la Junta Directiva, no serán válidas sin su presencia.

Artículo 32º - Funciones del Director Espiritual

Las funciones del Director Espiritual son fundamentalmente:

.La animación espiritual de los miembros de la Asociación

.Contribuir a que la Asociación mantenga siempre su naturaleza y finalidades eclesiales.

.Fomentar la participación de la misma en los planes pastorales diocesanos, de acuerdo con los objetivos de la Asociación.

.Ayudar a los hermanos en su vida cristiana.

Artículo 33º - Presidente

Son condiciones para ser Presidente de la Asociación, las siguientes:

.Miembro consagrado.

.Antigüedad en la Asociación de al menos 5 años.

Artículo 34º - Competencias

El presidente de la Asociación, durante cinco años, que es el tiempo del ejercicio de la presidencia, ostenta la representación de la misma y le corresponden las siguientes funciones:

.Presidir las Asambleas Generales.

.Ordenar la convocatoria y señalar el orden del día de las reuniones de la Asamblea General.

.Dirigir las votaciones y levantar las sesiones.

.Comunicar al Obispo de la diócesis las modificaciones de Estatutos y la extinción de la Asociación, a los efectos pertinentes.

Artículo 35 º - Secretario

El Secretario de la Asociación, elegido por el presidente entre todos los miembros consagrados, por el mismo período de tiempo del ejercicio de la presidencia, tiene las siguientes funciones:

.Cursar, por orden del Presidente, las convocatorias de las Asambleas Generales.

.Levantar acta de las Asambleas Generales, donde figuren los temas tratados y los acuerdos tomados.

.Procurar que los encargados de llevar a término los acuerdos tomados lo cumplan.

.Llevar el registro de altas y bajas de los miembros de la Asociación.

.Certificar los documentos de la Asociación con el “visto bueno” del  Presidente.

.Cuidar del archivo de la Asociación.

Artículo 36º - Tesorero

El Tesorero de la Asociación, necesariamente un miembro consagrado, elegido por el Presidente, tiene las siguientes funciones:

.Administrar los bienes de la Asociación de acuerdo con lo decidido por la Asamblea General y lo establecido en el derecho común.

.Preparar el estado de cuentas del ejercicio económico y el presupuesto ordinario y extraordinario anuales de la Asociación.

.Administración ordinaria de la comunidad de los miembros consagrados.

Articulo 37

El Presidente de la Asociación se llamará “Responsable Mayor”; el Tesorero, “Responsable de la Vida Material”; el Secretario, “Responsable de la Historia”; los Vocales, “Responsables del Futuro”; 

TÍTULO VI

REUNIONES Y ACUERDOS DE LA ASOCIACIÓN

Artículo 38º - Reuniones

La Asamblea General quedará constituida, en primera convocatoria, con la presencia de la mayoría absoluta de los convocados y, en segunda convocatoria, con un número inferior.

Los miembros con voz y voto, que no puedan asistir a la Asamblea General podrán delegar su representación y voto en otro miembro. La delegación deberá realizarse por escrito firmado por el delegante.

Artículo 39º - Acuerdos

Para tomar acuerdos válidos se requiere la mayoría de votos establecida en el derecho común.

No obstante, para la modificación de los Estatutos y para la extinción de la Asociación, la Asamblea General deberá tomar el acuerdo en un único escrutinio válido y con la mayoría de los dos tercios de votos de los presentes.

TÍTULO VII

RELACIÓN CON LA PARROQUIA

Artículo 40º

La parroquia S. José Obrero de Melo que es la del domicilio de la Asociación, se preocupará de:

Celebrar todos los actos de culto propios de la Asociación. En caso de otras casas que se abran fuera de esta jurisdicción parroquial, corresponderá a cada parroquia la atención de las mismas.

Artículo 41º

La Asociación colaborará, si se le solicita y en la medida de su posibilidad, en las iniciativas pastorales de la Diócesis y de la parroquia en la cual está situada, especialmente en aquellas que tienen más afinidad con su espíritu y su finalidad, de acuerdo con el párroco.

TÍTULO VIII

FACULTADES DE LA AUTORIDAD ECLESIÁSTICA

Artículo 42º

Por tratarse de una asociación privada de fieles, corresponde a la autoridad eclesiástica, sólo lo que estrictamente le concede el derecho común vigente (cc. 321-326):

.Vigilancia, para cuidar que se conserve la integridad de la fe y de las costumbres, y que se eviten abusos en la disciplina eclesiástica.

.Deber y derecho de visita.

.Vigilar el ejercicio del apostolado.

.Confirmar al director espiritual.

.Vigilar que los bienes se empleen de acuerdo a los fines de la Asociación.

.Autoridad sobre la administración y gasto de los bienes que la Asociación haya recibido en donación o legado para causas pías.

.Suprimir la Asociación.

TÍTULO IX

ADMINISTRACIÓN DE LOS BIENES

Artículo 43º

La Asociación podrá adquirir, retener, administrar y enajenar bienes temporales de acuerdo con los estatutos y el derecho común vigente, tratándose de bienes propios.

Podrá adquirir bienes temporales mediante donaciones, herencias o legados, debiendo ser aceptados por la Junta Directiva.

El Tesorero de la Asociación podrá contar con dos Consejeros, designados por la Junta Directiva, que le ayuden en la tarea de la administración de los bienes, por el mismo período de su ejercicio.

TÍTULO X

MODIFICACIÓN DE LOS ESTATUTOS Y DISOLUCIÓN DE LA ASOCIACIÓN

Artículo 44º - Modificación de los Estatutos

La modificación de los Estatutos deberá ser aprobada por la Asamblea General, en un único escrutinio válido, con la mayoría de los dos tercios de votos de los presentes y representados. Las modificaciones, una vez aprobadas por la Asociación, serán aprobadas por el Obispo diocesano.

Artículo 45º - Extinción y disolución

Por decisión del derecho la Asociación se extingue a los cien años de vacío.

La Asociación podrá ser suprimida por decisión de la Asamblea General Extraordinaria, en un único escrutinio válido, con la mayoría de los dos tercios de votos de los presentes y representados.

Podrá también ser suprimida por decisión del Obispo diocesano, si la actividad de la Asociación constituye un grave daño para la doctrina o la disciplina eclesiástica, o es causa de escándalo para los fieles, como establece el derecho.

Artículo 46º - Destino de los bienes

En caso de extinción o disolución de la Asociación, los bienes de la misma serán entregados por la Junta Directiva al Obispado de la diócesis en la cual los bienes están ubicados.